Westland HAS Mk 23 Battlefield Lynx

Guerra de Malvinas 1982

Westland HAS Mk 23 Battlefield Lynx

Westland HAS Mk 23 Battlefield Lynx

Westland HAS Mk 23 Battlefield Lynx en la Guerra de Malvinas sus Caracteristicas

Origen Gran Bretaña
Tipo Helicóptero de asalto y transporte
Planta Motriz Dos turboejes Rolls-Royce Gem 42-1 de 1120 HP
Prestaciones Velocidad máxima de crucero 256 km/h
Régimen ascensional 472 m por minutos;
Techo de servicio 3230 m;
Alcance con el combustible normal 685 km.;
Pesos Vacío 3178 kg.;
Máximo en despegue 5125 kg.
Dimensiones Diámetro del rotor principal 12,80 m;
Longitud con los rotores girando 15,69 m
Superficie discal del rotor principal 128,69 m²
Altura 3,73 m
Armamento Hasta ocho misiles TOW (los Hellfire y Hot son otra alternativa) o dos góndolas cañón de 20 mm o de ametralladoras o dos lanzacohetes de 19 cohetes de 70 mm

Durante la Operación Rosario, el 3-H-141 fue asignado al Buque ARA Santísima Trinidad, mientras que el 3-H-142 lo hizo en el ARA Hércules.

Los Lynx formaban parte de la 1º Escuadrilla de Helicopteros de la Armada

1º Escuadrilla de Helicopteros

La Armada contaba con dos unidades una de ellas se accidento el 2 de mayo maniobrando sobre la Santisima Trinidad

Los dos Lynx de la Armada Argentina en Puerto Argentino sobre la cancha de futbol, el 2 de Abril 1982, estos formaron parte del la Fuerza de Tarea 40 de la Armada operando probablemente desde las Fragatas Santisima Trinidad y Hercules

Ambos Lynx (3-H-142 y 3-H-143) sufrieron fallas mecanicas en Malvinas y se accidentaron

El 15 de Mayo del 82, debido a o una detención brusca de una de las turbinas y el helicóptero se prendió fuego. El aparato impactó en el mar y quedó invertido bajo el agua. Los tres tripulantes Teniente de Navío Rodolfo Perciacanto; Teniente de Corbeta Pablo Loubet y el Suboficial Segundo Luis González lograron salir del mismo sin un rasguño. Los restos del helicóptero fueron recuperados el 22 de Mayo del 82.

El 22 de Mayo del 82, mientras el 3-H-141 realizaba un vuelo para incorporarse a uno de los destructores tuvo una falla en una de sus dos turbinas. Los pilotos decidieron regresar a la Base Aeronaval Comandante Espora, desde donde habían salido, con un solo motor en marcha, tratando de evitar que se repitiera el accidente anterior. El helicóptero hizo un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto sin daños personales ni materiales. Esa tripulación estaba compuesta por el Teniente de Navío Marcelo Miranda y el Teniente de Corbeta Pablo Loubet. También había un mecánico y un pasajero de la Fuerza Aérea Argentina.

Encuentranos en Facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *