Almas de Malvinas

Guerra de Malvinas 1982

Almas de Malvinas

Su cielo insondable, sus costas inmensas,
sus olas que rompen y luego desploman,
sus vientos que vibran y música toman,
guardan en su seno sensasiones tensas.

Al rozar sus cuerpos, al gustar su aliento
y al guardar a aquellos con celo en el alma,
actúan cual dique que trae la calma,
mitigando todo nuestro sufrimiento.

Sus gotas de lluvia les siembran colores
y el sol de la tarde traspasa sus brumas
¡mientras almas criollas protegen sus flores!

Carecen de su hado que pone armonía,
el blanco y celeste, por eso esas almas
anhelan y esperan librarlas un día.



Aurelio Agustín Pernas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *