Ultimo mensaje de Emilio Bogata

Guerra de Malvinas 1982

Ultimo mensaje de Emilio Bogata

pesquero argentino Narwal

Revista GENTE 13 de mayo de 1982

Ultimo mensaje de Emilio Bogata,
capitán del pesquero Narwal

«Somos atacados por aviones ingleses en latitud 52 grados 45 minutos y longitud 58 grados 02 minutos. Tenemos heridos graves…El pesquero se esta hundiendo nos quedan 30 minutos a flote. Hemos lanzado al agua un bote color naranja para los heridos graves. En los botes no tenemos radio…abandonamos el buque 25 hombres. falleció uno de los heridos. El avión ingles nos sobrevoló atacando y destrozando las balsas…Resta un bote para los 25 que quedamos. Requerimos ayuda urgente… Hunden el bote que queda. Nos arrojamos al agua. Viva la Patria…»

Ultimo mensaje de Emilio Bogata
Ultimo mensaje de Emilio Bogata
Un pescador de merluza

El pesquero argentino Narwal cumplía sus tareas de pesca a 66 millas náuticas al sur de Puerto Argentino cuando fue atacado por aviones ingleses Sea Harrier a las 09:21 hs del domingo 9. Fue hundido y las balsas con los sobrevivientes fue ametrallada.

Construido en el año 56 en un astillero de Bélgica, este barco pesquero -fabrica- entro al país en el año 72 y pertenecía a la compania sudamericana de Pesca y Exportación, que opera en el Puerto de Ingeniero White.
Media 75 metros de eslora y tenia una capacidad de 800 toneladas de registro neto y 350 de carga, contaba con equipo de congelación, compresores de frío, túneles de congelamiento. Era un barco sólido pero no rápido.

«Era mi orgullo»

Mario Parodi fue dueño del «Narwal» hasta fin del 1980. Hasta ese años siempre se dedico a la pesca marítima.
Fue armador, dueño de otros barcos pesqueros en Mar del Plata, oficial y jefe de maquinas en buques de bandera panameña y oficial mercante argentino. «compre el barco en Puerto Galvan; estaba semihundido.

Hacia agua en la sala de maquinas y en la bodega. Lo tome como un desafío propio y con un grupo de gente, algunos de los cuales estaban ahora en el «Narwal».

Pusimos todo el empeño y el cariño en ese barco y lo dejamos en condiciones hasta que llego a ser el orgullo de la flota pesquera argentina. Fui su dueño, su armador, a veces me desempeñe como jefe de maquinas y además era «el viejo», porque era el mas antiguo de la Compañía. No conozco a toda la gente que estaba navegando, pero si se que estaba el capitán Atilio Bogata, un formoseño hijo de japoneses que hora vivía en Mar del Plata.

Fui padrino de su boda. También viajaba el mecánico que lo llamábamos «Martillo» , y no se cuanta gente pudo estar ahí que yo conociera. Cuando me entere del ataque no lo podía creer. Me llamo por teléfono uno de mis ex socios y me dijo «

¿Cómo te sentís, Mario? ¿viste lo que paso?»

¿Cómo podía sentirme? Atacar un buque mercante y ametrallar las balsas salvavidas no tiene lógica.

Lo único que pido es que el hundimiento de este barco y la desaparición de su gente puede significar que la Naciones Unidas tomen constancia real de a quien están defendiendo. Porque yo también, como marino, use el uniforme con el luto de Nelson (una franja negra en el pantalón) por un marino que fue una gloria de los mares y que fue ingles.»

Revista GENTE 13 de mayo de 1982
Ultimo mensaje de Emilio Bogata

Siguenos en Facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *